Concurso de Fotografía Internacional ‘Las personas con discapacidad en la vida cotidiana’

Desde el año 2003, en colaboración con el INICO (Instituto de Integración en la Comunidad de la Universidad de Salamanca), promovemos el Concurso de Fotografía Digital ‘Las personas con discapacidad en la vida cotidiana’. Un certamen que pretende sensibilizar a la sociedad a través de imágenes que muestran una perspectiva normalizadora e integradora de las personas con discapacidad. De este modo, se pretende ofrecer imágenes positivas, desde la perspectiva de sus propios protagonistas, que permitan la reflexión, empatía, e identificación de las personas con discapacidad.

XVII Concurso de Fotografía ‘Las personas con discapacidad en la vida cotidiana’

En la XVII Edición del certamen, entre las más de 1.1000 fotografías recibidas, fueron reconocidas las instantáneas ‘Nada ha cambiado’, del murciano Joaquín Luna, Te escucho’, del valenciano Marcos Arnau, y ‘Todos al agua’, de Francisco Javier Domínguez, con la mención especial concedida a Carlos de Cos, por su fotografía ‘Pepe’.

Leer+

 

En anteriores ediciones… 

En la XVI edición, entre las más de 1.000 fotografías recibidas, de la mano de más de 400 fotógrafos de 28 países, el jurado, compuesto por fotógrafos profesionales y por miembros del INICO y de la Fundación, se ha decantado por tres fotografías que reflejan con maestría el día a día de las personas con discapacidad: ‘Capacidad de afecto’, de José Farfán, ‘Despertando alegre’, de Adolfo Ruiz, y ‘Snezana’, de Pablo Cobos.

Exposición ‘Las personas con discapacidad en la vida cotidiana’ 

Aprovechando la calidad de las imágenes expuestas y especialmente su mensaje, Fundación Aliados por la Integración impulsa una exposición itinerante. La muestra, que durante 2015, 2016 y 2017, 2018 Y 2019 ha visitado distintas ciudades españolas, se compone de 70 fotografías que permiten conocer y entender la realidad de las personas con discapacidad desde la perspectiva de sus propios protagonistas, familiares, personal de apoyo y, por supuesto, el fotógrafo que realiza la instantánea. El objetivo es ofrecer imágenes positivas que permitan la reflexión, empatía e identificación con la discapacidad.

La exposición propone un enfoque a las realidades humanas promoviendo la verdadera integración de las personas con discapacidad desde los ámbitos de la superación y normalidad. Somos testigos así del proceso, ciertamente todavía lento pero inexorable, con el que se abandona el histórico modelo asistencial de atención a las mal llamadas personas con minusvalía, donde la discapacidad era considerada una enfermedad invalidante, a un mundo en el que cada persona participa en el curso de su propio destino en la defensa de sus intereses, derechos y necesidades.

La accesibilidad, el diseño universal, la discriminación positiva en términos de integración laboral, son ideas fuerza que han ido ganando peso, desbancando paradigmas afortunadamente olvidados.