Fundación Aliados por la Integración dona 7.000 euros al Banco de Alimentos de Valladolid para apoyar a las familias vulnerables

Fundación Aliados por la Integración ha efectuado una donación de 7.000 euros al Banco de Alimentos de Valladolid para sufragar el coste semestral de una de sus naves principales. La cantidad, que supone un incremento del 16% respecto al año pasado, irá destinada a financiar las necesidades de mantenimiento y gestión de las instalaciones de 900 metros cuadrados situadas en el Polígono de Argales de Valladolid, y que sirven para la recogida de alimentos y su posterior distribución a las familias a través de 135 asociaciones.

La colaboración entre ambas entidades se remonta a hace 24 años, en los que, primero como Fundación Grupo Norte y hoy ya como Fundación Aliados por la Integración, se ha fijado el compromiso de que la ayuda sirva para sostener parte de los gastos de gestión, imprescindibles para que la operativa habitual de distribución de alimentos cumpla con su misión. Almudena Fontecha, presidenta de Fundación Aliados, asegura que “somos conscientes de que, dada la situación derivada de la pandemia que estamos sufriendo, toda ayuda es poca, y por eso nos corresponde reafirmar nuestro compromiso con el Banco de Alimentos para ayudar a las familias más vulnerables”.

Almudena Fontecha y Jesús Mediavilla.
Almudena Fontecha y Jesús Mediavilla en imagen de archivo (2019).

Ayuda para 17.000 personas

Antes de la crisis sanitaria, el Banco de Alimentos suministraba comida a 15.033 vallisoletanos. Hoy, esa cifra ya ha crecido en torno al 15% (unas 2.200 personas más), aunque todavía es pronto para visualizar en profundidad los efectos que tendrán los ERTE, los cierres obligados en hostelería, el hundimiento del turismo y la escalada del paro. A los colectivos en situación de exclusión a los que atiende de forma mayoritaria, y que se engloban en asociaciones de inmigrantes, Cruz Roja, o Cáritas, se suman cada vez más familias de nacionalidad española de clase media, a las que el paro ha llevado a situaciones límite.

Por este motivo, Jesús Mediavilla, presidente del Banco de Alimentos de Valladolid valora “de forma especial la contribución realizada por Fundación Aliados, dado que también hay empresas y entidades que por sus propias circunstancias este año no han renovado sus donaciones y somos conscientes de que para muchas familias vienen meses muy duros”.